Compatibilidad de Virgo y Tauro

Tauro suaviza al mental virginiano con sus dotes de seducción

Así desaparecen las tensiones corporales que paralizan a un Virgo.

Además, Tauro y Virgo son muy serviciales y estarán alertas a las necesidades afectivas y sexuales de su pareja.

Desde el punto de vista sexual, esta relación se complica porque Virgo es muy cerebral y puede pasar por alto los deseos apasionados -y tremendamente persistentes- de Tauro.

Puede ser que Tauro acuse a su pareja Virgo de tener inhibiciones sexuales y falta de romanticismo.
Para el Tauro tener que insistir y reclamar la atención sexual reiteradamente a su pareja Virgo (que, por otro lado, se exige mucho a sí mismo) es una carga muy molesta.

Sin embargo, la unión entre estos dos tipos zodiacales -ambos del elemento Tierra- puede ser armoniosa y muy duradera.

Ambos tienen un pronunciado sentido práctico de la vida.

Virgo es perfeccionista y fácilmente puede sucumbir al afecto de Tauro. Este es emocionalmente más estable y Virgo aprecia estas cualidades.